Día Mundial del Alzheimer: la industria farmacéutica sigue investigando

Redacción.-La enfermedad de Alzheimer es una patología neurodegenerativa que progresa por etapas, tras comenzar con una larga fase silenciosa antes de que aparezcan los síntomas. Es la causa subyacente en el 70% de las personas con demencia.

Los tratamientos disponibles ayudan a aliviar algunos de los síntomas, pero no existen terapias modificadoras de la enfermedad que varíen el curso del Alzheimer, reviertan o ralenticen sus efectos. Estas terapias permitirían a los pacientes vivir una vida independiente y mantener sus capacidades cognitivas durante más tiempo.

Es el gran desafío para la salud a nivel internacional y uno de los grandes retos de la industria farmacéutica, que lleva más de 40 años intentando desarrollar un fármaco contra esta patología neurodegenerativa. La comunidad científica ha vivido numerosos contratiempos en los últimos años, porque investigar esta enfermedad supone un proceso caro, complejo y con un elevado riesgo. El último informe de la patronal americana Phrma indica que la tasa de éxito en esta patología es únicamente del 2%.

No obstante, la historia de la enfermedad de Alzheimer es una historia de constancia, compromiso y esperanza. La dedicación de la industria farmacéutica innovadora para encontrar una cura es firme. A principios de 2020 se contabilizaban en Estados Unidos 136 ensayos clínicos. Asimismo, el Registro Español de Ensayos Clínicos (REEC), la base de datos que impulsa la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), recoge en estos momentos más de un centenar de ensayos clínicos para la enfermedad de Alzheimer en centros españoles.

Por tanto, con motivo de la celebración del Día Mundial del Alzheimer 2022 que se celebra hoy miércoles 21 de septiembre, es importante recordar que estamos en un punto de inflexión en la lucha contra una de las epidemias de nuestro tiempo. La sólida cartera de medicamentos en investigación representa la mayor esperanza para combatirla: 83 nuevos medicamentos están actualmente en desarrollo clínico por alguna compañía biofarmacéutica, de los cuales el 82,5% están considerados terapias modificadoras de la enfermedad, según el mencionado informe de Phrma.

La posible llegada de alguno de estos nuevos tratamientos tendría el potencial de cambiar la vida tanto de los pacientes como de los cuidadores, y de reducir sustancialmente la carga social y económica de la enfermedad.

 



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias