¿Cuáles son los síntomas de alarma de un infarto?

dr manuel gonzalezRedacción.- El doctor Manuel González Correa, Coordinador del Servicio de Cardiología de Quirónsalud Sagrado Corazón advierte de la importancia de estar alerta ante los síntomas del infarto para evitar daños irreversibles.

Según datos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), tras la declaración de pandemia mundial por parte de la OMS por SARS-COV2-19 y la declaración del estado de alarma por parte del gobierno de España, se detectó una disminución preocupante del número de pacientes con sospecha de infarto —hasta el 40% en las primeras semanas de estado de alarma comparado con el periodo previo— y en el tratamiento del infarto agudo de miocardio en nuestro país.

El doctor Manuel González Correa explica que “esta reducción se debió al miedo de la población al contagio por Covid en centros hospitalarios”.

En concreto, tal y como recoge Quirónsalud, en Andalucía, señala el especialista “se experimentó una reducción de hasta el 56% de los tratamientos de cardiología intervencionista en el infarto (cateterismos), una terapia que es fundamental para el pronóstico de los pacientes. Esta situación ha casi duplicado la mortalidad hospitalaria del infarto agudo de miocardio en comparación con la prepandemia, teniendo como principal causa el mayor retraso en el tratamiento en fase aguda”.

En algunos casos el infarto se asocia a una parada cardíaca irreversible.

Esta enfermedad supone la primera causa de muerte súbita cardiaca en población de más de 35 años. En el resto de los pacientes es fundamental la rapidez en instaurar los tratamientos farmacológicos e intervencionistas necesarios para restaurar el riego sanguíneo normal y cortar el daño progresivamente mayor de tejido cardiaco a riesgo, apunta el experto, ya que “el tiempo es corazón”. Además, declara que las consecuencias según el tiempo de retraso en el tratamiento o extensión del infarto van desde alteraciones del ritmo cardíaco, problemas valvulares o desarrollo de insuficiencia cardíaca crónica derivado del trastorno funcional cardíaco a consecuencia del daño sufrido en el evento agudo y su repercusión en su función como bomba de sangre del organismo.

Síntomas de alarma

Fundamentalmente ante un episodio de inicio brusco de dolor torácico opresivo de alta intensidad que se asocia a dificultad para respirar, sudoración importante, náuseas y vómitos, palpitaciones o pérdida de conciencia, podemos sospechar que estamos ante una patología isquémica. Una vez identificados los síntomas relatados previamente o una sensación similar los especialistas apuntan que es fundamental que el paciente cese de inmediato la actividad que está realizando y guarde reposo absoluto; llamar al servicio de emergencias sanitarias para que sea valorado en su domicilio sin dilación.



¿SABÍAS QUE…?

Galería