CSIC analizará la relación entre contaminantes químicos y el desarrollo de enfermedades en embarazadas

Redacción.- Un trabajo liderado por investigadores el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) en colaboración con el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación La Caixa, ha evaluado los contaminantes químicos acumulados en la sangre y la placentea de mujeres embarazadas.

Tal y como recoge el CSIC, el objetivo del estudio es encontrar la posible relación entre los contaminantes y el desarrollo de enfermedades en mujeres embarazadas.

Un una primera prueba piloto, el equipo de investigadores, que analizó muestras de un grupo de 19 mujeres de Barcelona entre septiembre de 2019 y marzo de 2020, identificó 42 compuestos químicos de origen antropogénico y potencialmente nocivos, aunque en unos niveles que no suponen riesgo para la salud.

Los resultados se han publicado en la revista Environmental Science & Technology Letters.

Entre los compuestos hallados hay pesticidas, repelentes de insectos, derivados de cosméticos y compuestos industriales como retardantes de llama o aditivos plásticos.

“Aunque no hay evidencia de que los niveles encontrados supongan un riesgo para la salud humana, este estudio sí debe crear una mayor conciencia sobre los compuestos a los que estamos expuestos en el día a día y para los cuales debemos reducir dicha exposición”, declara el investigador del IDAEA-CSIC Pablo Gago Ferrero, autor principal del estudio.

Esto es especialmente relevante en el caso de los aditivos plásticos como los ftalatos, que han sido relacionados con enfermedades endocrinas, por lo que se deben monitorizar más en detalle.

El estudio también ha identificado nicotina y compuestos derivados de ésta en el 60% de las mujeres, a pesar de que las embarazadas no fumaban y tenían hábitos de vida saludables, lo que implica que existe una exposición pasiva al tabaco detectable. Otro de los compuestos detectados en la mayoría de las embarazadas es el benzododecinio, que se encuentra en algunos de los desinfectantes más vendidos y que se ha utilizado ampliamente durante la pandemia de la covid-19.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias