Cifoplastia, cirugía mínimamente invasiva que permite acelerar la recuperación del paciente

Redacción.- La edad supone uno de los principales factores de riesgo para padecer una fractura vertebral por acuñamiento ya que la osteoporosis y fragilidad ósea se encuentra, junto a las caídas, detrás del mayor porcentaje de este tipo de lesiones que ocasionan, además de un intenso dolor, una importante incapacidad y puede derivar en una patología crónica de no ser abordada de forma adecuada.

“Precisamente por tratarse de una lesión que afecta a muchas personas de edad avanzada, es conveniente tratarlas a tiempo ya que, de complicarse, requerirían de una cirugía mayor a la que no siempre es conveniente someter a este tipo de pacientes, que ya cuentan con patologías previas o presentan incompatibilidad para ciertos tratamientos”, sostiene el Dr. Carlos Llumiguano, especialista en Neurocirugía de Quirónsalud Ciudad Real.

Para este especialista la solución pasa por una intervención a tiempo mediante cifoplastia, que consiste en la introducción de cemento para la recuperación de la altura de los cuerpos vertebrales afectados.

El Hospital Quirónsalud Ciudad Real cuenta con un equipo especializado en este tipo de intervenciones que implican “una cirugía mínimamente invasiva, lo que permite a los pacientes poder ponerse de pie y caminar tan sólo dos horas después de la operación“, según explica el Dr. Llumiguano.

“A las cuatro o cinco horas pueden incluso recibir el alta y continuar la recuperación en casa ya que la herida de la piel es mínima“, añade el especialista en Neurocirugía. Los últimos y rápidos avances en las técnicas de cirugía mínimamente invasiva, junto a la mejora en los materiales empleados en este tipo de intervenciones suponen, asimismo, una garantía de éxito para la aplicación de este tratamiento.



¿SABÍAS QUE…?

Galería