Apoyar la fabricación de Tecnología Sanitaria en España y su exportación, clave para las crisis sanitarias

Redacción.- Como sector estratégico y esencial, la industria de Tecnología Sanitaria en España realiza una aportación trascendental, tanto a nivel sanitario y social como económico. De ahí que, para hacer frente con solvencia a crisis sanitarias, sea imprescindible apoyar y reforzar a las empresas fabricantes de productos sanitarios de nuestro país, reduciendo la actual dependencia de los mercados exteriores que ha quedado patente a lo largo de la pandemia de la COVID-19.

Este es el mensaje que traslada Luis Adot, presidente del Sector de Fabricantes, Exportadores y Pymes de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), en el nuevo vídeo lanzado por esta organización en el marco de su campaña #TecnologíaparaVivir.

“La pandemia ha visibilizado que nuestra industria es estratégica y que, en el caso de que se produzca otra situación de crisis sanitaria, deberíamos estar mejor preparados”, subraya. En su opinión, «la Tecnología Sanitaria constituye un sector esencial que, además de fabricar y suministrar productos, dispositivos y equipos para la prevención, diagnóstico, tratamiento y control de enfermedades, es clave para afrontar el reto del envejecimiento y para mejorar la vida y el bienestar de los pacientes. “La salud y la calidad de vida de los ciudadanos depende de este tipo de productos que nosotros, como sector, continuaremos fabricando y distribuyendo para que, ante cualquier tipo de pandemia o crisis sanitaria, la población esté tranquila”, matiza.

Tal y como recoge Fenin, el sector de Tecnología Sanitaria, compuesto en España por un millar de empresas de las que 500 son fabricantes, desempeña una labor imprescindible para nuestro país, cuya aportación no es sólo sociosanitaria, sino también económica.

En este sentido, este relevante tejido industrial factura al año aproximadamente 8.800 millones de euros – de los que 3.500 millones de euros corresponden a exportaciones-, generando alrededor de 28.300 empleos directos y más de 100.000 indirectos. Luis Adot también destaca el alto nivel de calidad, competitividad y reputación internacional de esta industria. “La tecnología que ofrecemos está a la altura de la que se ofrece en cualquier otro país industrial en occidente y, por lo tanto, podemos decir que somos valorados y que estamos en el top de países que aportan tecnología al sector”, señala.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias