Marc Armand Ruffer

Marc Armand Rufffer (1845-1917), nacido en Lyon de padre francés y madre alemana, fue educado en Oxford graduándose en medicina en Londres. Discípulo de dos grandes figuras de la medicina: el francés Louis Pasteur y el biólogo ruso Mestshnikov en Paris.

En 1881 fue nombrado Director General del Instituto Británico para la medicina preventiva. Poco después, mientras ensayaba un suero antidiftérico contrajo la enfermedad quedando semiparalizado. Hacia 1896 se traslada al Cairo donde es profesor de bacteriología del “Medical School” de esta ciudad. En 1901 es nombrado presidente del Consejo de Sanidad y Cuarentena en Egipto y miembro de la Comisión India para la lucha contra la peste. A partir de 1914 es designado como Director de la Cruz Roja egipcia. Muere en 1917 al ser torpedeado el barco en el que viajaba de Grecia a Egipto.

Hombre de mundo, notable violoncelista y jugador de billar y experto lingüista, se le conoce por su notable capacidad de organización de la administración sanitaria. Sin embargo, su mayor mérito consistió en iniciar el desarrollo de una nueva ciencia la paleopatología de la que es considerado el padre. Ruffer creó la paleopatología definiéndola como “una doctrina sobre las enfermedades discernibles en los vestigios humanos y animales de épocas antiguas.

Sus trabajos se centraron sobre momias pertenecientes a las XVIII-XXVII dinastías. Inventó una técnica consistente en extraer finas muestras de tejidos momificados para su estudio microscópico, logrando por este método, diagnósticos de gran exactitud. Sus trabajos fueron publicados poco después de su muerte bajo el título “Estudios sobre la paleopatología de Egipto”



¿SABÍAS QUE…?

Galería