Sídrome de Gillles de la Tourette

En 1885 Georges Gilles de la Tourette delimitó el síndrome (SGT) que en la actualidad lleva su nombre al describir ocho pacientes con tics motores múltiples junto a vocalizaciones involuntarias en las que se incluía coprolalia y ecolalia. A pesar de que este cuadro se conoce desde hace más de cien años sigue siendo una entidad misteriosa, que se caracteriza por la presencia de tics de distinto tipo (simple, complejos, vocales, sensoriales), de duración de al menos 1 años, de comportamiento y expresión variable, que aparecen antes de los 21 años y que no se deben a otras causas.

 

Generalmente, los pacientes con SGT presentan problemas de comportamiento concomitantes tales como: trastornos obsesivos-compulsivos, déficit de atención, trastornos hiperactivos y dificultades de aprendizaje, junto a otras patologías (ansiedad, fobias, trastornos de la conducta, depresión, comportamiento autolesivo, trastornos del sueño).

 

La medicación sólo debe utilizarse cuando un síntoma particular da lugar a un problema funcional y no remediable mediante intervenciones psicológicas, educacionales o de comportamiento.



¿SABÍAS QUE…?

Galería