Hepatitis Alcohólica

El término hepatitis alcohólica describe una situación caracterizada por la presencia de necrosis con reacción inflamatoria que incluye células polimorfonucleares. Se produce la desestructuración y balonización de los hepatocitos. Suele existir esteatosis macrovesicular. Un hecho característico es la aparición de inclusiones citoplasmáticas de un material hialino, denominado hialina de Mallory. Los hepatocitos con hialina de Mallory están rodeados de polimorfonucleares.

Las manifestaciones clínicas son muy variadas, abarcando desde cuadros asintomáticos hasta insuficiencia hepatocelular avanzada. En los casos más leves, el diagnóstico se alcanza únicamente por biopsia en un paciente con alteración de las enzimas hepáticas. En los casos más graves, suele recogerse el antecedente de ingesta alcohólica reciente. El paciente presenta fiebre, anorexia, ictericia, vómitos, hepatomegalia dolorosa y fiebre. Es frecuente la presencia de signos de insuficiencia hepática, como ascitis, encefalopatía o diátesis hemorrágica.

La hepatitis alcohólica es una lesión precursora de cirrosis.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias