Dermatitis Atopica

La dermatitis atópica (DA) también denominada prurigo de Besnier, ezcema constitucional, neurodermatitis, etc. es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, generalmente muy pruriginosa, que se inicia habitualmente en la edad infantil.

 

La DA presenta características que son propias de una enfermedad alérgica tales como: familiaridad para atopia, elevados niveles de IgE, IgE específica frente a antígenos alimentarios (trofoalergenos) y aéreos (neumoalergenos), eosinofilia, asociación frecuente a rinitis alérgica y asma bronquial.

 

La alergia alimentaria parece tener un papel fundamental en muchos casos de DA del lactante, especialmente las proteínas de la leche de vaca (caseína, beta-lactoglobulina, alfa-lactoalbúmina) y las del huevo (ovoalbúmina) y posteriormente otros alimentos (cereales, plátano, frutos secos, etc.)

 

La clínica de la DA más llamativa, que produce un marcado disconfort en el paciente y una gran preocupación en la familia, es el prurito. Es muy intenso, molesto, interfiere con la actividad normal e incluso impide el descanso nocturno.

 

Las infecciones bacterianas y virásicas son frecuentes en la DA. Las sobreinfecciones bacterianas son frecuentes en los primeros años de la vida y suelen deberse a S. aureus, siendo frecuente la impetiginización de las lesiones cutáneas de DA.



¿SABÍAS QUE…?

Galería