Apendicectomía

La apendicectomía es la técnica quirúrgica utilizada para la extracción del apéndice cecal. Conocido tan sólo como apéndice, este tubo con forma de dedo es un pequeño fondo de saco que se encuentra entre el intestino delgado y el grueso.

Se trata de una cirugía indicada principalmente para la apendicitis aguda, es decir, la inflamación o infección del apéndice, circunstancia que hace precisa su extirpación con el fin de evitar que la infección se disemine por el espacio abdominal y provoque una peritonitis.

Se sospecha de este cuadro clínico cuando el paciente presenta dolor abdominal intenso, fiebre, pérdida de apetito, náuseas y vómitos. Ante estos síntomas, se realiza una analítica sanguínea que mostrará un nivel elevado de leucocitos en el caso de que exista infección.

La apendicectomía precisa anestesia general y puede realizarse con dos procedimientos quirúrgicos: mediante una incisión en el lado derecho del abdomen y posterior extirpación del apéndice o con laparoscopia, técnica menos invasiva que requiere tres o cuatro pequeñas incisiones en el abdomen.

Como habitualmente no se colocan drenajes tras la intervención, el paciente puede ser dado de alta en uno o dos días, dependiendo de su evolución clínica y siempre que no aparezcan complicaciones. La persona operada puede reanudar sus actividades cotidianas en un plazo aproximado de entre una y tres semanas. Por último, cabe indicar que no se conocen problemas de salud derivados de vivir sin apéndice.

Jorge Baixauli (Especialista del Departamento de Cirugía General de la Clínica de la Universidad de Navarra. 15/04/2009)



Publicidad

Protagonistas

Publicidad

¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias